¿Qué es la economía de creadores?

Un 10% de los niños quieren ser astronautas (Elon Musk está haciendo mucho daño), 17% quieren ser atletas profesionales y nada menos que un 30% quieren ser creadores de contenido/influencers cuando sean mayores.

Hoy hay más de 50 millones de personas que se dedican a la ‘economía de creadores’ son influencers, youtubers, podcasters, bloggers, vbloggers, instagramers, tiktokers, streamers, etc.

Éstos crean contenidos digitales y monetizan su audiencia a través del pago de las plataformas, acuerdos comerciales, venta de contendidos y comercio de productos. Solo un 5% de ellos se dedican profesionalmente.

El modelo y volumen de negocio de los creadores.

Mientras esta industria crece de forma exponencial, las plataformas intentan seguirles el ritmo como buenamente pueden.

Las plataformas más comunes donde se monetizan estos contenidos son Twitch, OnlyFans, YouTube, Instagram, Spotify, TikTok y Patreon aunque hay otras menos conocidas aquí como Substack, Lightricks, Collaction, Thinkific o Uscreen.

Plataformas como LinkedIn no ofrecen modelos de monetización, pero se obtienen beneficios de varios modos: a base de patrocinios, asociando la venta de producto al contenido o mediante grupos privados con cuota mensual.

Es una red de micro-emprendedores valorada hoy en 20.000 millones de dólares y que puede sobrepasar los 100.000 millones de dólares este mismo año.

Aunque suelen trabajar con equipos muy reducidos o de manera individual, se calcula que han recogido 800 millones de dólares de inversión. Es hora de que todos nos tomemos en serio este sector y que el propio sector se profesionalice, mejore su gestión y genere riqueza a su alrededor.

Los creadores aplican técnicas de cross-selling y upselling de manera magistral. Los Multi-SKU creators son los que combinan la monetización en diferentes plataformas. Por ejemplo: si te gusta mi video en Youtube, haz una donación en Patreon, suscríbete y paga mi canal de Discord y compra una sudadera en mi Instagram.

En cuanto aparece una plataforma que paga mejor, los creadores se vuelcan en ella, reduciendo sus esfuerzos en las anteriores. Estamos en una guerra por el talento librada a golpe de talonario.

Hay que mirar con nuevos ojos a los gamers, influencers, youtubers, streamers… En Zoopa abogamos por ellos como pioneros de la comunicación del siglo XXI. Son los primeros en entender y adoptar las ultimas tecnologías. Son expertos en audiencias. Además, son creadores de contenidos excelentes, abalados por millones de seguidores.

Sin embargo, casi todos padecen de carencias importantes que limitan su productividad y su crecimiento. Sufren la falta de soporte e incluso formación en algunos sectores, incluido el bancario y el tecnológico. Es especialmente preocupante la inseguridad legal y la incertidumbre. Debemos conseguir, en beneficio de todos, que, de alguna manera, estos profesionales consigan tener este apoyo a su alcance.

¿A qué retos se enfrenta la banca frente a esta comunidad?

Un banco tradicional no mira con buenos ojos un cliente del que no tiene datos como una nómina y que se dedica a un negocio internacional que genera ingresos de forma intermitente.

Los creadores afrontan gastos de producción, pagan alquileres, etc. y por supuesto desean acceder a hipotecas, préstamos y todo tipo de servicios financieros. Hoy en día la banca tradicional no está dando respuestas.

Últimamente se ha hablado mucho de los influencers que se han ido a Andorra, allí los creadores cuentan con empresas especializadas que les ayudan con la gestión de su residencia y a establecerse en el país y les gestionan diferentes temas.
Esas mismas empresas suelen acabar gestionando sus finanzas incluso representándoles amen de los aspectos legales.

¿Qué productos financieros son necesarios para esta nueva industria?

Los creadores son usuarios de Sistemas de facturación, aplicaciones para la consolidación de fuentes de pago, financiación de tecnología, pero esperan del sector Fintech un ecosistema completo que cubra sus necesidades y que integre la gestión financiera de su negocio con las grandes plataformas.

En algún caso, como Youtube, la plataforma crea la figura de un ‘agregador’ de creadores. Son las MCN o Multi Channel Networks, como es el caso de ZoopaNetwork. Estas entidades agrupan multitud de canales, normalmente siguiendo una temática o línea editorial. Sirven para tener un canal fiable de comunicación, gestionar y proteger los derechos de autor del creador, facilitar personal certificado que evite problemas con las políticas de la plataforma, realizar acuerdos con terceros y gestionar los cobros y pagos de los creadores. Este rol que nos asignó Google nos ha servido para aprender y para conocer mejor que nadie el día a día de los creadores.

¿Quién del universo Fintech va a abordar este mercado?

No existe hoy una super-app que reúna todos los servicios que precisan.

Uno de los problemas más comunes de los creadores es el tiempo de pago, las garantías o la gestión de contratos en acuerdos con Marcas. Otro problema es la fiscalidad, tanto por que sus ingresos varían de forma impredecible como por no estar constituidos como una empresa.

No existe organismo que promueva regulación ni legislación específica de esta industria. En los últimos meses están creciendo los foros de creadores que comparten información y unifican sus peticiones a las grandes plataformas.

En USA han surgido varios servicios financieros para dar soporte y monetizar la oportunidad de esta nueva economía. Karat Finance, Archie, Creative Juice, o Willa, apoyados por fondos como EQT, son los líderes. Su modelo es cobrar un porcentaje de las facturas a cambio de ayudarles con los cobros. Solo trabajan con aquellas facturas que sean de marcas o empresas conocidas.

Se están lanzando otras plataformas para proveer de beneficios sociales y salud a los creadores. Compañías como Catch, Avibra y Jauntin ofrecen seguro de salud, tele-consultas médicas las 24 horas, recetas médicas, salud mental y servicios de asistencia por una cuota mensual.

En Europa acaba de lanzarse XPO, una nueva App de banca para influencers. Esta App, cuyo CEO viene de Barclays, ofrece financiación de las facturas de manera que el creador recibe el pago en menos de 24h después de completar el trabajo. Ya cuenta con miles de usuarios, pagó más de 20.000 libras en los dos primeros días de funcionamiento. Un ecosistema financiero completo es el siguiente paso.

Disponer de los datos y flujos de dinero de estos jóvenes permitirá crear modelos que faciliten crédito y otras ventajas financieras.

Es una estrategia que ya ha sido probada a través de otros nichos en Fintech como Pipe para pequeñas empresas, Wagestream para asalariados o Wollit para proveedores, todos ellos construyen modelos de financiación basada en ingresos.

Para diseñar un ecosistema financiero para los creadores y los millones de jóvenes que les siguen, hay que entender cómo funciona y hacia donde va la economía de los creadores.

Las tres tendencias actuales en la economía de creadores son:

  1. Trasladar los principales seguidores fuera de sus redes sociales y fidelizarlos a las Apps, herramientas de monetización y paginas web de los creadores.
  2. Los creadores asociándose a empresas o emprendiendo para disponer de músculo para emprender nuevas líneas de negocio.
  3. Los creadores ganan poder en el panorama de medios global. Los usuarios ya han manifestado que su fidelidad es hacia personas concretas y no a medios tradicionales.

Es momento de consolidar esta industria, convertirla en una fuente de progreso, velar por los jóvenes emprendedores y asegurarnos de que el talento no se va de nuestros mercados.

La banca tiene un papel fundamental como acelerador de desarrollo. Necesitamos que este sector se familiarice y entienda el impacto social y, muy frecuentemente, la alineación de valores e intereses con estos nuevos comunicadores y el ecosistema de agencias y plataformas que les rodea.

Leave a Reply

Your email address will not be published.